Sin barreras

La Universidad de la Experiencia ofrece una segunda oportunidad para ser universitario

Mª EUGENIA DORIA – YOLANDA HERNÁIZ

Universidad de la Experiencia de Zaragoza.

Tras las fiestas del Pilar se incorporan a las aulas los últimos alumnos de Unizar. La Universidad de la Experiencia ha comenzado las clases a finales de octubre abierta para las personas mayores de 55 años con inquietudes culturales que quieran retomar los estudios.

La Universidad de la Experiencia abrió sus puertas el pasado 15 de octubre. Los alumnos de todo Aragón se han incorporado a las clases de las tres universidades y las nueve subsedes para atender los más de treinta cursos que este año ofrece el programa. Este año se cumplen once años de la inauguración de esta iniciativa que ha permitido a tantas personas volver a tomar los libros.

El director de este organismo, Agustín Ubieto, es el encargado de la coordinación de todos los programas. La Universidad cuenta con tres cursos, cada uno de una duración de tres años, además de una segunda parte de otros tres años de duración. Esto estudiantes también tienen la oportunidad de rodearse de los más jóvenes del campus conjugando los cursos específicos con las asignaturas ordinarias de algunas carreras. Ubieto ha querido recalcar que, a pesar del carácter cívico con el que comenzó el proyecto, es una experiencia enriquecedora a todos los niveles: “Aquí aprendemos todos, al principio los profesores iban como a regañadientes, pero luego nos han pedido repetir porque les ha encantado, para mí también ha sido muy gratificante, una forma de ayudar a los demás”.

La Universidad de la Experiencia ha comenzado el curso de actualidad. Este año se ha incrementado el número de participantes, que ha pasado de 1.035 estudiantes a cerca de 1.160. Estas cifras se han conseguido a pesar de la subida de tasas que también ha sufrido este departamento, tal y como informaron la semana pasada medios como Heraldo.

Agustín Ubieto, director de la Universidad de la Experiencia

Son cientos los matriculados este año, y todos tienen una única característica en común: son mayores de 55 años. La Universidad de la Experiencia se crea como un organismo que facilite el pensamiento crítico y la formación de personas que de otra manera tendrían un muy difícil acceso a la educación universitaria. El perfil es muy diverso: personas sin titulación previa que no pudieron estudiar en su juventud, titulados que quieren adquirir nuevos conocimientos, jubilados con intereses culturales que encuentran en estas clases una nueva forma de ocio; distintas edades y distintas situaciones, pero todos con un objetivo en común, adquirir una mayor formación.

Lo vive en primera persona Pilar, que con sesenta años es toda una veterana. Comenzó esta experiencia hace cuatro años y no se arrepiente: “Es una forma estupenda de formarte y culturizarte, además te hace ver el mundo de otra manera: cada curso hacemos distintas actividades y distintas salidas, vamos a museos, bibliotecas y también me gusta mucho la labor que hacemos como voluntarios, a veces vamos a residencias y a hospitales y hacemos actividades con ellos y les leemos”.

Un nuevo ejemplo de la pluralidad de la Universidad, en la que juventud, formación y experiencia se unen para enriquecer la cultura de todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s