Sin barreras

La Casa del Estudiante: un lugar de participación para cualquier universitario

Mª EUGENIA DORIA – YOLANDA HERNÁIZ

Becario de la Casa del Estudiante

Cursos de monitor de tiempo libre, clases de salsa o talleres de relajación de cara a los exámenes. Son sólo algunas de las actividades que podemos encontrar en la Casa del Estudiante de la Universidad de Zaragoza. Un lugar en el que los universitarios pueden dar rienda suelta a su creatividad, encontrando nuevas formas de ocio y relacionándose con el resto de estudiantes del campus.

La Universidad de Zaragoza ofrece varios programas en los que los estudiantes pueden descubrir nuevas aficiones o informarse sobre aquello que les interesa. Uno de los centros destinados a esta labor es la Casa del Estudiante, un lugar desarrollado por y para estudiantes. En ella, profesores y alumnos trabajan de forma conjunta para resolver las dudas de los estudiantes del campus.Esta ayuda no se centra en cuestiones administrativas sino que pretende resolver los problemas del día a día de los jóvenes universitarios, tanto en su vida estudiantil como de cara a un futuro laboral. Insisten en que el “principal objetivo” es que los estudiantes exploten al máximo todas las posibilidades que les ofrece la universidad.

Charlas, debates o asambleas son algunas de las actividades que la Casa del Estudiante realiza para fomentar la participación de los universitarios. Aunque el programa aborda actividades de carácter didáctico lo hace desde un punto de vista muy atractivo para los alumnos del campus. Así, podemos encontrar actividades de carácter lúdico como sesiones de cine fórum y asociaciones peculiares como el “coro en armonía”, un coro formado por varios estudiantes universitarios. Además de disfrutar de talleres tan típicos como el de lenguas modernas o encontrar todo tipo de información sobre Erasmus y otras becas.  “Es una buena forma de conocer gente con la que tienes cosas en común. Gente que de otra forma no conocerías. Además de poder implicarte en algo que realmente te gusta”, cuenta Berta Comas, aficionada a las sesiones de cine de este centro.

Casa del Estudiante

Todo esto de forma gratuita, y para lo cual, el centro dispone de cinco asesorías específicas cuyo objetivo es que los alumnos sean aconsejados por expertos en distintos temas: la asesoría jurídica, que guía a los estudiantes en asuntos judiciales tan leves como una multa; la de sexología y la de psicología; la asesoría de movilidad internacional que orienta a los alumnos que deseen estudiar o trabajar en el extranjero y la asesoría de estudios, que ayuda a mejorar la planificación de cara al estudio.

Situada en el número 42 de la calle Corona de Aragón, la Casa del Estudiante pretende animar a los jóvenes a desarrollar sus inquietudes, ampliar sus conocimientos culturales y fomentar una mayor relación entre los universitarios. “La idea es darle un espacio al estudiante, un centro de participación cultural. Una forma de que los estudiantes tengan voz y voto en las decisiones y actividades de la universidad”, comenta Luis, que trabaja como becario en este centro desde hace un año y tres meses. Una experiencia que no sólo le ha permitido conocer a fondo todo lo que pasa en la universidad sino además conocer a gente nueva y “ganarse un dinerillo extra” para pagarse las clases, ya que en este centro los becarios también tienen un sueldo.

Aunque la Casa del Estudiante abre sus puertas para todo el que lo desee, aclaran que los universitarios van primero. “Aquí puede venir cualquier persona, pero evidentemente los universitarios tienen prioridad, ya que el resto de personas pueden acudir a casas de juventud o centros cívicos”, nos dice Luis.

Es por ello que siempre están en contacto con los universitarios a través de redes sociales como twitter o facebook. Los estudiantes también pueden resolver sus dudas por correo electrónico (coldel@unizar.es), o simplemente, llamando al 976 762 840.

LUGAR DE ENCUENTRO DE SINDICATOS Y ASOCIACIONES

Dentro del colectivo universitario destacan sindicatos estudiantiles como CEPA, EDU o SEI, entre muchos otros, que son los protagonistas principales de esta casa, ya que en ella tienen sus aulas particulares, donde guardan pancartas, carteles y todo el material que necesitan para desarrollar sus actividades. “Para nosotros, la Casa del Estudiante es un centro que nos facilita las cosas. Gracias a ella tenemos un espacio de almacenaje y de reunión donde tanto nosotros como el resto de colectivos estudiantiles podemos organizar eventos y planificar charlas, conferencias y otros proyectos. Desde allí podemos recibir quejas del estudiantado e intentar solucionar sus problemas. Digamos que nos es útil a la hora de fomentar el activismo entre el estudiantado”, cuenta Fernando Paz, miembro del sindicato estudiantil CEPA. Además de estos sindicatos y otros colectivos estudiantiles, este centro también agrupa todo tipo de asociaciones ya que actúa como un hostal para todas ellas, un espacio de reunión para que puedan agruparse.

Cedida por el Ayuntamiento a la Universidad de Zaragoza, la Casa del Estudiantes lleva en marcha desde 2005. Y desde entonces no ha dejado de “acompañar en su día a día” a más y más jóvenes. Cada año son más los estudiantes que acuden a este centro para vivir nuevas experiencias que les permitan desarrollar sus inquietudes y conocer otra cara del mundo universitario. La visión “de un ambiente estudiantil más cultural, democrático y participativo”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s