La lupa

Más de 1.300 personas han vivido la Ciencia de una manera divertida en la V Semana de la Ingeniería y la Arquitectura

CRISTINA LÓPEZ DUMALL

Grupo escolar en el taller de Química Espectacular

El Campus Río Ebro de la Universidad de Zaragoza ha acogido por quinto año la V Semana de la Ingeniería y la Arquitectura, que reunió a los científicos más destacados con el objetivo de divulgar sus investigaciones en un entorno universitario. Su amplio programa ha incluido otras actividades como demostraciones, proyecciones y visitas a laboratorios.

A lo largo de una semana, más de 1.300 personas visitaron el Campus Río Ebro para participar en la V Semana de la Ingeniería y la Arquitectura. El evento, como todos los años, estuvo dirigido a público de todas las edades, desde los más pequeños hasta cualquier miembro de la comunidad universitaria.

José Antonio Yagüe, subdirector de estudiantes de la Escuela de Ingeniería y Arquitectura (EINA), se mostró satisfecho con los resultados obtenidos durante el evento: “La Semana es un éxito de participación e implicación. Estamos muy contentos con el interés mostrado por los asistentes, por los profesores y personal de la EINA, CIRCE e I3A que organizan actividades, y por los estudiantes voluntarios”, aseguró.

Entre las numerosas actividades que se realizaron destacaron la realización de talleres y demostraciones dirigidas a público escolar. “¡Es magia!”, exclamó una niña de cuatro años ante un matraz lleno de líquido que cambiaba de color. “Sí, es como magia, pero de verdad”, respondió el profesor Jesús Salafranca, a cargo del taller de Química Espectacular. “Aquí tratamos de acercar la química a niños de todas las edades a través de reacciones muy vistosas que despierten su curiosidad”, explicó. Además de este, los niños y jóvenes que visitaron las instalaciones de la EINA pudieron disfrutar de otros talleres como el de Robótica o el de Seguridad Informática. Un total de cincuenta actividades, entre proyecciones, visitas, conferencias y exposiciones, que ayudaron a todos los visitantes a acercarse a la labor que se desarrolla en el Campus Río Ebro de una manera didáctica y entretenida. Cada uno de los grados que se imparten en la EINA está representado con diversas actividades.

Para guiar a estos grupos y asegurar el perfecto funcionamiento de la Semana, se contó con el apoyo de sesenta estudiantes voluntarios, encargados de ayudar a montar los diferentes stands y explicar parte de las exposiciones, entre otras tareas. “Es el segundo año que me apunto”, contó Sara, una de las voluntarias, “y seguramente el año que viene repetiré, porque es una experiencia muy enriquecedora”.

Este año la Semana ha tenido dos temáticas principales: la conmemoración del Año Internacional de la Energía Sostenible para Todos y la celebración del centenario del nacimiento de Alan Turing, un matemático británico considerado el padre de la informática moderna.

Aprovechando la ocasión se celebró, como todos los años, el evento Retromañía con actividades relativas a las viejas computadoras y consolas utilizadas unos veinte años antes de la aparición del PC, organizado por la asociación RetroAcción, de Zaragoza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s