Sin barreras

La Universidad elige este lunes su nuevo claustro tras una campaña marcada por la huelga

Mª EUGENIA DORIA, YOLANDA HERNAIZ

 

El próximo lunes se celebran las elecciones a Claustro de la Universidad y a la Junta de Facultad de Filosofía y Letras. Ante esta convocatoria los distintos colectivos estudiantiles queman sus últimos cartuchos para animar al resto de universitarios a votar y hacerse con la victoria en las urnas.

 

El próximo lunes 19 se celebran las elecciones al Claustro para toda la Universidad de Zaragoza. Además, la Facultad de Filosofía y Letras ha convocado para la misma fecha las elecciones a la Junta de Facultad, que llegan con cinco meses de retraso.

Aunque en ambas elecciones los estudiantes elegirán a representantes que transmitan sus quejas y demandas al órgano superior de la Universidad, cada una tiene sus propias características. Mientras las juntas de facultad son específicas de cada facultad, las elecciones a claustro implican a todo el ámbito universitario: personal docente e investigador (PDI), personal administrativo y de servicios (PAS), estudiantes elegidos en cada facultad, decano y rectorado.

 

Es precisamente de este Claustro -formado por 300 miembros, que representan a todos los sectores universitarios- de donde saldrán los miembros que conformen el Consejo de Gobierno, órgano fundamental en la toma de decisiones ya que en él se aprueban todas las normativas que rigen la universidad. Aunque en teoría, la idea de este Consejo es que los implicados aporten sus propuestas para dar lugar a una Universidad donde todos tengan voz, la realidad es muy distinta. Los propios colectivos estudiantiles afirman que el poder real de los estudiantes en este órgano es muy escaso “En el Consejo de Gobierno sólo hay seis estudiantes. Mientras que el número de profesores es mucho mayor por lo que tienen más peso y más poder ya que nunca votarán algo que les perjudique. Aunque esa medida beneficie a los estudiantes”, comenta Guillermo Úcar, coordinador del sindicato estudiantil CEPA.

 

Aseguran que la representación estudiantil apenas cuenta un 30% sobre el total, ya que es el profesorado quien tiene mayor capacidad de decisión con un 60%, dejando sólo un 10% de peso al personal administrativo. A pesar de la situación, estos colectivos siguen adelante ya que piensan que “ante todo las elecciones son una herramienta que los estudiantes tenemos que utilizar”. Consideran que ésta es una buena oportunidad para luchar por los derechos de los universitarios: “Nuestra labor no está solo en las instituciones sino que lo que pretendemos es estar en las aulas, conocer a los estudiantes y saber lo que les preocupa para poder defender sus derechos” ha explicado Guillermo.

 

Estos comicios se celebran cada dos años, y aunque las decisiones afectan a todas las facultades de Aragón, las votaciones solo se realizan en los campus de Zaragoza. Los estudiantes podrán ejercer su derecho a voto acudiendo el lunes al hall de su facultad entre las 11:30 y las 17:30 horas. Solo podrán votar aquellos que presenten su carnet universitario o el DNI. Si ese día no puede acudir a las urnas, el estudiante tiene la opción del voto anticipado en la secretaría de la facultad.

Valoración y propuestas

 

La participación en las elecciones de los últimos años ha sido escasa. Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los grupos estudiantiles es la falta de interés y el desconocimiento de gran parte del alumnado. “Desconozco completamente la utilidad de estas elecciones porque nunca he estado al corriente, la verdad es que nunca explican para qué sirve”, comenta una estudiante de Filosofía y Letras.

Para  impedir que este año se repitan las malas cifras de años anteriores representantes de todas las candidaturas (REFYL, CEPA, EDU, el sindicato estudiantil  SEI, Bloque Aragonés Universitario, Universidat, UDE, LIDER, AVANZA y CHEN) se han desplazado por muchas de las clases para informar a todo el mundo de su derecho como estudiantes. “No se trata de que voten a nuestro partido, sino de que voten” explica Camino Ivars, representante de REFYL.

Entre las propuestas más comentadas destacan el cumplimiento de las reformas prometidas y en muchos casos presupuestadas, como son la Facultad de Educación y la Facultad de Filosofía y Letras. Además se pretende que la secretaría abra por las tardes, que el aula magna de las facultades se pueda reservar para fines ajenos a la universidad y que no se reduzca el número de optativas en el caso de las licenciaturas. Los campus de Huesca, Teruel y la Almunia reclaman una mayor participación en el proceso de elección ya que los resultados les atañen pero apenas son tenidos en cuenta.

 

Aunque los grupos estudiantiles presentan propuestas distintas todos coinciden en la necesidad de un cambio en el sistema universitario español. La situación actual es un obstáculo pero no puede ser insalvable, explica el coordinador de CEPA, “seguimos luchando porque estamos convencidos de que podemos cambiar la universidad, la  palabra rendirnos no está en nuestro vocabulario, y por eso hay que seguir trabajando”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s