Sin barreras

Estudiantes de Unizar crean la asociación Karamo para reforzar la asistencia social en Parque Goya

MARÍA EUGENIA DORIA – YOLANDA HERNÁIZ

IMAG0499

En situaciones económicas como la actual se hace más necesaria la solidaridad y la labor de las asociaciones de voluntarios. Karamo es una de las más jóvenes de Zaragoza, creada por estudiantes de la Universidad de Zaragoza demuestra que juventud y responsabilidad social muy a menudo van de la mano.

La asociación Karamo para personas en riesgo de exclusión nace a mediados del año pasado, aunque su actividad se remonta a hace tres años. Creada por voluntarios del entorno de Caritas, su función es cubrir algunas de las necesidades sociales del barrio de Parque Goya. Los objetivos y la política de la Asociación están claros, tal y como explica Sergio García, estudiante de Trabajo Social y uno de sus fundadores: “nosotros nos ponemos al servicio del barrio para lo que necesiten, fuimos a los colegios y hablamos con el director, para ver qué podíamos hacer por el barrio”.

No se limitan a una actividad concreta sino que están dispuestos a iniciar nuevos programas que permitan mejorar la situación social de Parque Goya. García explica que “vamos haciendo cosas en función de lo que se necesita, hablamos con la parroquia y con los colegios, para ver si hacen falta recogidas de ropa o de alimentos”. Ahora mismo sus esfuerzos se concentran en las clases de repaso que ofrecen dos veces por semana a varios niños de etnia gitana que acuden al colegio. Se trata de una labor discreta y en ocasiones agridulce, ya que reconocen  que los niños se encuentran en una situación compleja, con un entorno familiar y una situación de inseguridad muy poco favorable.

IMAG0500

Son una asociación pequeña, y pretenden seguir siéndolo. No buscan grandes subvenciones de las instituciones ni aparecer en los medios, ya que dicen que eso “les obligaría a politizarse”. Consideran que por ser pocos su esfuerzo no es menor, y esperan poco a poco ir ayudando al barrio, eso sí, sin crecer como asociación. “No queremos hacernos más grandes”, asegura García, “ahora no tenemos ni página web, y si te soy sincero, tampoco la necesitamos”.

Lo que no les vendría mal es algún voluntario. “Dimos una charla a algunos compañeros de Trabajo Social, pero solo nos enviaron su correo unos pocos, y al final la cosa no salió”, explica Sergio. “Es una pena que estas iniciativas no salgan, y más en una facultad como Trabajo Social”, se lamenta una de las voluntarias, Silvia Villanueva, también estudiante de este centro. Si te interesa y tienes algo de tiempo, puedes ponerte en contacto con ellos a través de este email: asociacionkaramo@gmail.com. Sea una organización grande o pequeña, lo que está claro es que la labor de voluntariado merece la pena.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s